Marbella es una de las zonas más importantes para el turismo de la Costa del Sol malagueña. La ciudad andaluza se sitúa en una bahía que presenta casas encaladas y naranjos que adornan las calles y las plazas. El excelente clima, sus preciosas playas, su naturaleza, y sus establecimientos deportivos hacen de Marbella un lugar donde pasar unos días de verano inolvidables.

Uno de los sitios de obligada visita es el casco histórico de Marbella, donde se ubica la plaza de los Naranjos de la época del Renacimiento. A la plaza le rodean edificios como el Ayuntamiento y la Casa del Corregidor. En la plazuela de la Iglesia se localiza la Iglesia Mayor de la Encarnación y una de las torres de la antigua fortaleza árabe.

Marbella es puro arte, con visible origen romano en los numerosos yacimientos arqueológicos. También destacan la basílica paleocristiana de Vega del Mar, las termas de Guadalmina y la villa romana de Río Verde. Si disfrutas con los museos, Marbella te ofrece el Museo del Grabado Español contemporáneo, situado en el Hospital Bazán. La colección de los grabados consta de los siglos XIX y XX, con obras de Picasso, Miró y Dalí.


Jeep Safari en Marbella

Entre las actividades que puedes practicar en Marbella está la de realizar un jeep safari. Existen varios tours para que conozcas de una manera original los alrededores de Marbella. La ruta marbellí es el llamado jeep safari “Real Andalucía”, con este recorrido pasarás un día disfrutando de la naturaleza de Marbella y de la Sierra de las Nieves.

Un día puedes sumergirte en las aguas de Marbella y otra volar por el cielo de la ciudad andaluza. Con el paramotor biplaza disfrutarás de las vistas marbellís y del litoral. La persona instructora se encargará de guiarte en el vuelo, así que no te preocupes si no tienes experiencia en surcar los cielos. Solo tendrás que llevar una vestimenta y un calzado cómodo.

Y, si lo tuyo es la aventura en estado puro, una de las actividades de turismo activo que te va a subir la adrenalina es descender por barrancos. Observarás la belleza de los entornos naturales, bajarás por un cañón entre las cascadas y los lagos. Nadarás, caminarás y harás rappel. Y, sobre todo, pasarás un día estupendo que desearás volver a vivir entre las cascadas.